Skip to content

Skimming – Delito de Estafa

agosto 22, 2009

Delito de estafa, recogido en el artículo 248 y siguientes del Código Penal.

Hay una gran diversidad de delitos de estafa, pero en esta entrada quiero tratar el skimming o duplicado de tarjetas de crédito o debito, sin que sean sustraídas del titular de la misma.

El skimming consiste en la lectura no autorizada y almacenamiento de la información contenida en la banda magnética de tarjetas bancarias, mediante la utilización de dispositivos electrónicos que simulan ser los autorizados o por personas con acceso a estos medios de pago.

Estafa cometida por bandas organizadas. Este delito se empezó dando en los peajes de las autopistas. El empleado situado en la cabina del carril de Pago con Tarjeta, bien sobornado o bien formando parte de esta banda organizada, tenía dos tacófonos, uno de la empresa encargada del cobro en la referida autopista y otro, donde copiaba los datos de la banda magnética del cliente para posteriormente verterlos en una tarjeta de crédito vigen.

Hoy en día, han aumentado los controles sobre los peajes, lo que hace difícil la comisión de este delito.

Debido a que no hay sustracción, el dueño de la tarjeta no hace la denuncia hasta que revisa su resumen a fin de mes, lo que da tiempo a los estafadores a hacer elevadas compras con el duplicado, cometiendo así una estafa sobre la víctima que puede causarle un gran perjuicio económico.

También se puede dar la estafa en hoteles, restaurantes, gasolineras, etc. y el modus operandi es el mismo al utilizado en los peajes.

Por ello es interesante, siempre que se pueda, que cuando vayamos a realizar un pago con tarjeta, que el empleado pase la tarjeta de pago en nuestra presencia, así como veririficar que los dispositivos utilizados para realizar las operaciones con la entidad financiera, seas los autorizados.

La estafa que con más frecuencia se comete es en los cajeros automáticos, y aquí existen diversas modalidades:

–          Que alguien observe nuestro número clave, por lo que debemos procurar que cuando vayamos a hacer alguna operación o bien estemos solos en el recinto de caja o que ocultemos a la visión de extraños la introducción del número pin.

–          Que los estafadores hayan instalado una pequeña microcámara en el conjunto del cajero automático, por lo que deberemos observar cualquier anomalía tal como agujeros realizados que nos llamen la atención, así como el hueco donde van insertadas las luces que alumbran el teclado del cajero.

–          Que los autores del hecho hayan superpuesto una carcasa sobre el cajero original incluyendo un teclado distinto al que existe, por lo que sin cortamos, debemos comprobar con la mano que no existen ningún irregularidad en el soporte así como tirar un poco a fin de ver si se desencaja o se observa que no está bien encajado.

 ¿Por que digo esto? La investigación de una estafa se prolonga en el tiempo, no es algo que en un par de días se resuelva, pero no solo eso, si no que además puede generar un perjuicio económico grande a la víctima, ya que los estafadores, una vez que tienen el número pin, bien pueden sustraerle la tarjeta al titular de la misma y realizar todas las extracciones que quieran o bien con un soporte virgen crear una tarjeta nueva con nuestro código pin a nombre de otra persona, y realizar compras.

A todo esto hay que unir, desde que se produce la extracción por parte de los estafadores hasta que nos damos cuenta de que nos han estafado pueden pasar unos días o semanas, por lo que es otro factor que dificulta la investigación.

 Os dejo un par de imágnes para que veais lo que se puede llegar a hacer en un cajero automático y un video: 

Delito de estafa, recogido en el artículo 248 y siguientes del Código Penal.

Hay una gran diversidad de delitos de estafa, pero en esta entrada quiero tratar el skimming o duplicado de tarjetas de crédito o debito, sin que sean sustraídas del titular de la misma.

El skimming consiste en la lectura no autorizada y almacenamiento de la información contenida en la banda magnética de tarjetas bancarias, mediante la utilización de dispositivos electrónicos que simulan ser los autorizados o por personas con acceso a estos medios de pago.

Estafa cometida por bandas organizadas. Este delito se empezó dando en los peajes de las autopistas. El empleado situado en la cabina del carril de Pago con Tarjeta, bien sobornado o bien formando parte de esta banda organizada, tenía dos tacófonos, uno de la empresa encargada del cobro en la referida autopista y otro, donde copiaba los datos de la banda magnética del cliente para posteriormente verterlos en una tarjeta de crédito vigen.

Hoy en día, han aumentado los controles sobre los peajes, lo que hace difícil la comisión de este delito.

Debido a que no hay sustracción, el dueño de la tarjeta no hace la denuncia hasta que revisa su resumen a fin de mes, lo que da tiempo a los estafadores a hacer elevadas compras con el duplicado, cometiendo así una estafa sobre la víctima que puede causarle un gran perjuicio económico.

También se puede dar la estafa en hoteles, restaurantes, gasolineras, etc. y el modus operandi es el mismo al utilizado en los peajes.

Por ello es interesante, siempre que se pueda, que cuando vayamos a realizar un pago con tarjeta, que el empleado pase la tarjeta de pago en nuestra presencia, así como veririficar que los dispositivos utilizados para realizar las operaciones con la entidad financiera, seas los autorizados.

La estafa que con más frecuencia se comete es en los cajeros automáticos, y aquí existen diversas modalidades:

–          Que alguien observe nuestro número clave, por lo que debemos procurar que cuando vayamos a hacer alguna operación o bien estemos solos en el recinto de caja o que ocultemos a la visión de extraños la introducción del número pin.

–          Que los estafadores hayan instalado una pequeña microcámara en el conjunto del cajero automático, por lo que deberemos observar cualquier anomalía tal como agujeros realizados que nos llamen la atención, así como el hueco donde van insertadas las luces que alumbran el teclado del cajero.

–          Que los autores del hecho hayan superpuesto una carcasa sobre el cajero original incluyendo un teclado distinto al que existe, por lo que sin cortamos, debemos comprobar con la mano que no existen ningún irregularidad en el soporte así como tirar un poco a fin de ver si se desencaja o se observa que no está bien encajado.

 ¿Por que digo esto? La investigación de una estafa se prolonga en el tiempo, no es algo que en un par de días se resuelva, pero no solo eso, si no que además puede generar un perjuicio económico grande a la víctima, ya que los estafadores, una vez que tienen el número pin, bien pueden sustraerle la tarjeta al titular de la misma y realizar todas las extracciones que quieran o bien con un soporte virgen crear una tarjeta nueva con nuestro código pin a nombre de otra persona, y realizar compras.

A todo esto hay que unir, desde que se produce la extracción por parte de los estafadores hasta que nos damos cuenta de que nos han estafado pueden pasar unos días o semanas, por lo que es otro factor que dificulta la investigación.

 

 

 

 

 

10033591

Anuncios

From → Estafa

One Comment
  1. guccishoes permalink

    Thanks for making such a valuable blog, sincerely Kobos Mathers.

    Gucci Shoes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: